Dengue Zika Chikungunya Cuba
Categories
Recent Comments

    LA SALUD PÚBLICA EN LA MIRA
    2010-03-02.
    Martha Beatriz Roque Cabello, Ex Prisionera de Conciencia de la Causa de
    los 75

    (www.miscelaneasdecuba.net).-Ciudad de La Habana, 1ro. de marzo de
    2010.- La ciudad de Santiago de Cuba, se encuentra ubicada al sureste
    del país, y es la capital de la provincia del mismo nombre. Durante
    toda la semana pasada ha sido noticia en los medios, debido a la
    cantidad de focos del mosquito Aedes aegypti que han sido encontrados
    allí, por las pocas condiciones higiénicas que existen: calles en mal
    estado, basura sin recoger y no cumplimiento de los requerimientos de la
    Campaña Antivectorial, en los hogares.

    Las imágenes que mostró el Noticiero Nacional de Televisión fueron
    tétricas, poniendo de realce el riesgo de dengue que existe. Conociendo
    el lenguaje virtual del régimen, se puede pensar que en estos momentos
    hay afectación de esta enfermedad en la provincia de Santiago de Cuba.

    Hay que recordar que el dengue es viral, y la Organización Panamericana
    de la Salud ha señalado que su incidencia continuará en ascenso en los
    próximos años. Las condiciones sanitarias del país, dejan mucho que
    desear para poder acabar con esta enfermedad, que en varias ocasiones se
    ha convertido en epidemia en el territorio nacional.

    Un canal de televisión local en Santiago de Cuba, mostró, por única vez,
    una visita sorpresiva, en horas de la madrugada, del 1er. Secretario del
    Partido en la provincia a diferentes centros de elaboración de
    alimentos, lo que confirma el estado de dejadez que tiene la salud
    pública en la provincia y podría bien titularse: "Santiago al garete".

    En un centro de elaboración de alimentos, se muestra una montaña de
    masa de croquetas que algún indolente prefirió dejar a merced de las
    cucarachas, las que pululan por encima de ella. No pudieron encontrar
    los que debían estar laborando para que los establecimientos de
    gastronomía de Santiago de Cuba, amanecieran con productos calientes. Lo
    único que encontraron fue mucha suciedad.

    El otro lugar visitado fue la dulcería la Vía Central, encontrando allí
    producciones no autorizadas. La primera impresión fue tropezar con un
    trabajador, durmiendo sobre una mesa de amasar pasteles, con los zapatos
    encima de ella. También había dulces como cake y pasteles de tamaño
    descomunal, cuyo destino se desconocía.

    En los altos, está la cremería, que se apunta más cosas negativas. La
    suciedad es allí también un mal entronizado, difícil de desterrar. A
    pesar de llevar dos días cerrada hay aditivos de helados (cremas,
    galletas, etc.) en bandejas destapadas y sucias. No limpian, no
    organizan, no hacen mantenimiento, para evitar moscas, cucarachas e
    insalubridad.

    En la fábrica de galletas, las imágenes hablaban por sí solas. No habían
    empezado a trabajar porque ayer estaban interruptos al no tener nailon
    para envasar el producto. Se dejaron de fabricar 3 TM de galletas; la
    masa se preparó, pensando que se iba a poder elaborar, pero al no llegar
    los naílones, se quedó hecha.

    Al respecto el dirigente partidista explicó que no era posible tener la
    tecnología parada y que ese relajo es el que no permite que se avance.
    Se planteó finalmente que hay que trabajar para que Santiago de Cuba
    vuelva a recobrar la calidad de vida.

    También el gobierno se queja de diferentes tipos de derroches en la
    Salud Pública, como son: la emisión desproporcionada de certificados
    médicos, dietas, medios diagnósticos y terapéuticos, medicamentos; así
    como el descontrol de los recursos en los almacenes e instituciones de
    salud, lo cual resulta, según afirma "insostenible".

    Recientemente, se realizó una verificación en la provincia de Villa
    Clara, en el centro del país, de la cual se tomó nota de la cantidad de
    centros que guardaban productos ociosos y de lento movimiento, que
    demostró el desorden existente en la distribución y control de las
    reservas del sector de la salud.

    Entre los artículos hallados, que revelan el nivel de descomposición del
    sistema y solo para citar algunos ejemplos, se encuentran: 4 490 placas
    de Petri, desde hacia varios meses los laboratorios de microbiología de
    los hospitales provinciales carecían de ellas; 10 090 depresores de
    madera, material considerado en falta durante el 2009, en el hospital
    pediátrico del territorio; 2 264 levines de menor talla; 212 agujas de
    sutura, 3 194 hilos cromados y 1 146 tenedores de oxígeno, todos
    elementos deficitarios en instituciones como el hospital materno.

    También se "descubrieron" 800 bolsas colectoras de orina, de la edad
    pediátrica, que no habían en el hospital José Luis Miranda y en los
    servicios de neonatología. En el Hospital Psiquiátrico "Aurora Rivero de
    Corralillo", permanecían desde hace más de dos años 299 bisturís y 9 600
    guantes de nylon. La lista también incluye placas para Rayos X Dental,
    miles de unidades de jabón, cubos plásticos, frazadas de piso y otros
    insumos.

    Después de mantener por 50 años como un "logro" de la Revolución la
    medicina gratuita, se asombran de que en una farmacia de la comunidad
    Seibabo, en el municipio de Manicaragua, más del 40% de las ventas del
    año eran pagadas por el Estado. Finalmente comprobaron que esta
    situación estaba presente en casi toda la provincia.

    Lo anterior implica un giro de 360 grados en el sistema de salud, que
    quedó demostrado en la reducción en un 38% de los expedientes sociales
    que recibían las bonificaciones en las farmacias.

    Durante la investigación, también redujeron la venta del Parkisonil,
    (que utilizan algunos adictos como droga), en 251 afectados, y permite
    dejar de consumir 166 134 tabletas del producto.

    A pesar de que se plantea que resulta imposible que algunas cosas
    sucedan, el descontrol, la desidia y la falta de interés de los
    funcionarios y dirigentes del sector de la salud, permitió que varios
    centros de la provincia de Villa Clara, tuvieran que esterilizar sus
    equipos en otras instituciones, por no tener autoclave, sin embargo 37
    de estos aparatos permanecían sin utilizarse en diferentes lugares.

    De igual forma muestran una larga lista de equipos y mobiliario clínico
    y no clínico sin ser utilizados, que según plantean serán
    redistribuidos, para volver a caer en lo mismo en unos cuantos meses.
    ¡Así funciona la ineficiencia en el país!

    LA SALUD PÚBLICA EN LA MIRA – Misceláneas de Cuba (2 March 2010)
    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=26006

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *