Dengue Zika Chikungunya Cuba
Categories
Recent Comments
    Cuba en guerra contra mosquito del dengue
    Por Patricia Grogg

    LA HABANA, 21 ago (IPS) - Las autoridades sanitarias de Cuba llevan a
    cabo una ofensiva contra el mosquito transmisor del dengue, con acento
    en la participación de la población, decisiva para frenar brotes epidémicos.

    Fuentes gubernamentales alertaron que el grado de infestación del
    mosquito Aedes aegypti es crítico en 23 municipios del país, 15 de ellos
    de La Habana. En la actual etapa veraniega convergen altas temperaturas,
    humedad, lluvias y vacaciones que determinan mayor movimiento de
    personas por el archipiélago.

    Según el Ministerio de Salud, las ciudades con alta concentración de
    mosquitos, además de la capital, son las cabeceras de las provincias de
    Pinar del Río, Camagüey, Las Tunas, Guantánamo, Santiago de Cuba, Santa
    Clara, Granma y la Isla de la Juventud.

    La alerta roja cubre así casi todo el país, desde la occidental Pinar
    del Río, a 162 kilómetros de La Habana, hasta el extremo oriental de
    Guantánamo, a más de 900 kilómetros.

    Las autoridades sanitarias se quejan de la poca percepción de riesgo de
    la población y de las familias que suelen evadir la fumigación de sus
    casas. "El mayor peligro no está en mi casa, sino en la calle", dijo a
    IPS una vecina del barrio El Vedado, donde se han reportado numerosos
    casos de dengue.

    La mujer relató que en la capital se forman pequeños vertederos de
    basura, por la demora en la recolección, y además hay muchos "salideros"
    (roturas) en las tuberías de agua, que forman charcos en las calles,
    donde se crían los mosquitos. "Mis recipientes de reserva (de agua)
    permanecen siempre tapados", aseguró.

    Pero el director de Salud en Camagüey, José Luis Pérez Lugo, dijo el
    lunes 20 al diario oficial Granma que "60 por ciento de los focos
    (criaderos de mosquitos) todavía se detectan en tanques y recipientes
    dentro de los hogares". Una funcionaria del mismo sector añadió que no
    se ha logrado una efectiva participación ciudadana en este asunto.

    "Todo parece indicar que muchas personas se han acostumbrado a vivir con
    el mosquito y no tienen percepción del riesgo", sostuvo un artículo del
    periódico Juventud Rebelde.

    El Aedes aegypti se cría en recipientes artificiales, en el hábitat
    humano o en los alrededores de este. Está extensamente distribuido por
    el mundo y se introduce en épocas de calor, lo que hace temer que el
    aumento de la temperatura media del planeta, a causa el cambio
    climático, contribuya a su proliferación.

    Una investigación del Centro del Clima del Instituto de Meteorología de
    Cuba, divulgada en julio, sostiene que la temperatura media de este país
    aumentó nueve décimas de grado entre 1951 y 2010, y atribuye la causa al
    recalentamiento de las aguas del océano Pacífico ecuatorial.

    A falta de vacuna, el control del vector sigue siendo la única manera de
    evitar la expansión del dengue, una fiebre tropical que en su variante
    hemorrágica puede resultar mortal.

    La peor epidemia de Cuba, en 1981, mató a 101 menores de 18 años y a 57
    adultos. Se registraron además 344.203 casos, de los cuales 10.312
    fueron hemorrágicos.

    El control de la epidemia costó 103 millones de dólares, de los que 43
    millones se emplearon en insecticidas y equipos de fumigación, según
    datos oficiales. El gobierno cubano dijo que agentes de Estados Unidos
    introdujeron la enfermedad en este país.

    Ahora, el combate se concentra en fumigaciones casa por casa en las
    zonas más críticas, pero las autoridades se abstuvieron de informar
    sobre la cantidad de personas contagiadas. La Organización Panamericana
    de la Salud (OPS) reportó 554.499 casos en América Latina y el Caribe al
    finalizar el primer semestre de 2012.

    Expertos alertan que la insuficiencia de métodos de diagnóstico en
    algunos países, la inadecuada vigilancia epidemiológica y el escaso
    control del vector, agravan la magnitud del problema.

    La OPS recomienda una gestión integrada, que implica la participación no
    solo del sistema de salud pública, sino de los distintos sectores
    vinculados, como el abasto de agua y la recolección de basura, entre otros.

    Otra de sus directivas apunta a la voluntad política de movilizar los
    recursos necesarios. Según funcionarios del sector sanitario, Cuba fue
    uno de los primeros países en plantear la necesidad de esa estrategia
    integrada, que pone en práctica.

    En tanto, profesionales del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí y
    del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología continúan trabajando
    en la búsqueda de una vacuna. Hay al menos seis investigaciones
    mundiales para conseguir la inmunización, y la más avanzada es la de
    Sanofi Pasteur.

    http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=101420

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *