Dengue Zika Chikungunya Cuba
Categories
Recent Comments
    Dengue: Prohibir que se diga no significa que no mate

    Especialista colombiano habla de precedentes y signos que avisan del
    dengue hemorrágico, enfermedad que afecta a Cuba."Si hay un caso de
    muerte, es sólo la punta del iceberg dijo el galeno.
    Rolando Cartaya, especial para martinoticias.com
    agosto 20, 2012

    Un especialista colombiano en esta enfermedad que afecta a Cuba nos
    habla de precedentes y signos que avisan del dengue hemorrágico; las
    medidas que uno puede tomar para protegerse; medicamentos que pueden
    empeorar las cosas; el papel de la prensa; y una curiosa ausencia de
    reportes a la Organización Panamericana de la Salud sobre casos de
    dengue en la isla.

    Podría ser cómico si no fuera por los ribetes dramáticos. La primera
    alusión oficial al peligro epidemiológico de todos los años en la
    temporada de lluvias en Cuba apareció en el diario Granma y fue
    reproducido en el portal oficialista Cubadebate
    http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/08/15/autoridades-cubanas-piden-apoyo-de-la-poblacion-para-erradicar-el-dengue

    Sin embargo, en el titular se elimina la palabra tabú "dengue" que
    aparece en el enlace, y se la reemplaza por el nombre del agente
    transmisor: "Autoridades cubanas piden apoyo de la población para
    erradicar el Aedes".

    Es como si nos quisieran vender el sofá. Porque en Cuba actualmente no
    hay sólo infestación del mosquito Aedes Aegypti.

    La agencia independiente Hablemos Press ha confirmado con fuentes
    internas del hospital "Amalia Simoni" de Camagüey que entre ese centro y
    la escuela vocacional Máximo Gómez, que debió ser habilitada para
    ampliar la capacidad de admisión de pacientes, hay cerca de 400 personas
    con dengue internadas en la provincia. Y también, que ya hubo una
    víctima mortal de la complicación hemorrágica de la enfermedad: la de
    una joven de 35 años que llegó al "Amalia Simoni" con un conteo de
    plaquetas de menos de 100 mil por microlitro.

    (Hablemos Press es la misma agencia de prensa independiente, hostigada y
    represaliada por las autoridades, que tocó el silbato a fines de junio
    sobre un brote de cólera en Manzanillo, reconocido días más tarde por el
    gobierno; y que antes reveló la noticia de los 26 pacientes siquiátricos
    muertos por hipotermia una fría noche de enero de 2010 en el hospital de
    Mazorra.)

    Por casi dos décadas el gobierno de la isla ha eludido reconocer
    públicamente los periódicos brotes de enfermedades infecciosas, y ha
    castigado severamente a quienes saltan el muro. En 1997 el doctor Dessy
    Mendoza fue condenado a 8 años de prisión bajo la figura delictiva de
    Propaganda Enemiga, por alertar sobre una epidemia de dengue en Santiago
    de Cuba.

    En aquel entonces Cuba empezaba a abrirse al turismo internacional. Hoy
    los dólares que dejan los vacacionistas son una de las tablas de
    salvación del gobierno, y decir que hay dengue en la isla sigue siendo
    tabú. Algo parecido ocurrió con los casos de fiebre porcina H1N1
    registrados entre mujeres embarazadas cubanas a fines del 2009.

    El problema es que, sin una admisión pública de que hay dengue u otras
    enfermedades infecciosas, y sin orientación masiva a través de los
    medios de comunicación, las personas no tienen conciencia del riesgo que
    corren y las medidas que deben tomar. Por ejemplo, si la joven fallecida
    en Camagúey tomó duralgina (dipirona), ese analgésico tan recurrido en
    Cuba, probablemente contribuyó a agravar su enfermedad reduciendo sus
    plaquetas y propiciando el sangramiento y a la larga el shock que la mató.

    Procurando llenar ese vacío informativo recabamos la ayuda de un
    experimentado especialista. El médico colombiano Fredi Alexander
    Díaz-Quijano, doctor en Salud Pública, tiene una maestría en
    Epidemiología y se ha especializado en investigaciones clínicas del
    dengue, en particular su complicación hemorrágica, la que tiene en
    Colombia la mayor incidencia y la mayor cantidad de casos fatales en
    América Latina. Él trabaja con la Organización Latinoamericana para el
    Fomento de la Investigación en Salud, OLFIS.

    RC: Doctor Díaz-Quijano, ¿cuáles son los factores que determinan una
    mayor incidencia de dengue en un país?

    Dr.FADQ: Existen varios factores que determinan tanto la incidencia como
    la mortalidad resultante del dengue. Están los factores ambientales, que
    tienen que ver con las lluvias, la temperatura, la humedad; son los
    factores que favorecen la infestación de mosquitos. Por otro lado están
    los factores poblacionales: los lugares con mayor densidad de población
    tienen más posibilidades de transmisión del dengue. También hay factores
    genéticos, tanto de las personas como del virus, y una cosa muy
    importante: la atención a la salud de los pacientes, el acceso a la
    atención médica. Y finalmente el sistema de vigilancia epidemiológica,
    las acciones que toma el Estado, las de los sistemas de monitoramiento
    de casos, que son los que responden ante alertas tempranas y brotes

    SI YA TUVO DENGUE, EL PRÓXIMO PODRIA SER HEMORRÁGICO

    RC: en sus trabajos usted menciona el dengue hemorrágico, el que más
    probabilidades tiene de desembocar en la muerte ¿Qué medidas pueden
    tomar para protegerse las personas que están en un área donde existe un
    brote de dengue?, y ¿qué factores pueden contribuir a que una persona
    desarrolle el dengue hemorrágico?
    Dr.FADQ: Esta clasificación de dengue hemorrágico y dengue clásico se
    está revisando desde hace unos años. En realidad los cuatro tipos de
    virus del dengue pueden producir tanto dengue clásico como dengue
    hemorrágico. En realidad unas personas van a desarrollar una forma
    grave, el hemorrágico, y otras una forma más leve, el clásico. Pero el
    virus es el mismo. Hay una interacción entre el virus y la persona, y
    ahora lo que se reconoce es que después de que le ha dado una vez
    dengue, la segunda vez aumenta la probabilidad de que se complique y
    configure dengue hemorrágico.

    Lo que debe hacer una comunidad es evitar que ocurran infecciones,
    tomando medidas contra el vector, que es el Aedes Aegypti; controlar el
    mosquito, evitando los estancamientos de agua, las basuras que puedan
    tener contenedores de agua donde el mosquito se pueda desarrollar; hacer
    cambios en el ambiente, identificar los focos para hacer actividades de
    control biológico o químico, fumigar para disminuir el vector. Esto, en
    cuanto al vector.

    En relación a la enfermedad, cuando comienzan los síntomas las personas
    deben consultar al médico para que les hagan exámenes, hemogramas para
    medir las plaquetas, el hematocrito. Y muy importante, deben evitar
    automedicarse.

    SI TIENE DENGUE HEMORRÁGICO, TOMAR DURALGINA LE PUEDE MATAR

    Es importante que las personas en un área endémica, cuando empiezan a
    experimentar los síntomas --que son fiebre, dolor de cabeza, dolor de
    huesos, dolor en los músculos-- eviten automedicarse. Lo único que es
    seguro es el acetaminofén, también llamado paracetamol (o Tylenol en
    Estados Unidos). La dipirona (en Cuba, duralgina) se asocia con una
    disminución de plaquetas importante, y la aspirina se asocia con un
    aumento del riesgo de sangrado. Tampoco usar antiinflamatorios no
    esteroideos como el ibupofreno, porque se cree que puede aumentar el
    riesgo de sangrado gastrointestinal. Lo mejor es que uno no se
    automedique, pero si quiere tomar algo para el malestar, tome
    acetaminofén y consulte con su médico.

    La otra recomendación importante es que se hidrate bastante, que tome
    mucho líquido, porque uno de los principales mecanismos por el que las
    personas con dengue se complican es que hay una pérdida importante de
    líquidos y por eso hay que hidratarse bien.

    SIGNOS QUE PUEDEN AVISAR DEL DENGUE HEMORRÁGICO

    RC: ¿Hay algún síntoma específico, doctor, de que la enfermedad está
    derivando hacia dengue hemorrágico?
    Dr.FADQ: El dengue hemorrágico es un conjunto de manifestaciones que
    incluyen: disminución de las plaquetas por debajo de 100.000 por
    microlitro; un cambio en la concentración de la sangre, es decir una
    pédida, que puede medirse con exámenes de laboratorio; y manifestaciones
    hemorrágicas, que la persona sangre, que de pronto tenga vómitos con
    sangre o sangrado gastrointestinal de otro tipo, o que presente pintas
    de sangre en la piel (petequias).
    Se manejan algunos signos de alarma, por ejemplo, personas que
    desarrollan un dolor abdominal fuerte y persistente como el de una
    apendicitis, una colecistitis, o un dolor que pareciera operable. Lo
    otro es que tenga alteraciones neurológicas, personas que se ponen
    estuporosas, que se les altera la conciencia, que se pongan muy
    somnolientas o que presenten convulsiones.

    Estos son signos de alarma, pero es muy importante que ante cualquier
    síntoma o cualquier cuadro febril exista un seguimiento del médico,
    porque debe controlarse mucho la presión arterial. La principal causa de
    complicación y muerte por dengue es la disminución del volumen de
    sangre. Hay una salida del líquido de los vasos sanguíneos al espacio
    extravascular. La persona tiende a tener disminución de la presión
    arterial, y puede entrar en shock. Por eso es tan importante estarse
    hidratando.

    LA INFORMACIÓN A LA COMUNIDAD

    RC: ¿Qué importancia le concede a la información comunitaria en el caso
    de un brote de dengue?

    Dr.FADQ: La verdad, es bastante, bastante importante la información a
    la comunidad. Y no sólo a la comunidad: todos los países tienen la
    obligación de notificar a autoridades de vigilancia internacional sobre
    los casos de dengue que se produzcan, así no sean de muerte; en nuestra
    área todo caso de dengue o sospechoso de dengue debe notificarse a la
    Organización Panamericana de la Salud (OPS). Sin esos reportes
    difícilmente van a instrumentarse estrategias para controlar la enfermedad.

    Y también notificar a la comunidad para que a través de su colaboración
    se pueda reducir la incidencia de esta enfermedad. Hay diferentes formas
    de hacerlo. En Colombia, cuando ocurre un caso de dengue hemorrágico,
    hay una visita al lugar donde reside la persona, un levantamiento de un
    perfil de las viviendas, búsqueda del vector, de las larvas y
    actividades de control, y a la gente se le comunica personalmente y a
    través de la radio y otros medios de comunicación cómo controlar el
    vector y qué deben hacer en sus casas. Los equipos de vigilancia
    epidemiológica también desarrollan actividades de orientación en los
    sectores donde están presentándose casos de dengue hemorrágico.

    EN EL CARIBE HAY DENGUE CASI TODO EL AÑO

    RC: En sus trabajos menciona el Caribe, un área afectada por las
    copiosas lluvias de la temporada de huracanes ¿es estacional el dengue
    en esta área?

    Dr.FADQ: En algunos países es estacional, en otros el dengue permanece
    casi todo el año, aunque hay picos asociados a las lluvias. Uno de los
    trabajos que hemos realizado muestra que la lluvia favorece la aparición
    de casos debido a la infestación de mosquitos. Una gran cantidad de
    lluvia favorecería la aparición de casos dos o tres meses después; este
    es el tiempo que le toma al mosquito desarrollarse en aguas estancadas,
    adquirir la infección de una persona que tenga el virus, y transmitirlo
    a otras.
    Hay estaciones más críticas En el hemisferio norte hay un período
    crítico hacia septiembre, donde se presenta una gran cantidad de casos,
    pero en términos generales en las áreas endémicas de Latinoamérica y el
    Caribe se presentan casos de dengue casi todo el año.

    CUBA Y LA ENDEMIA AMERICANA DE DENGUE

    Tú me preguntas por Cuba y el Caribe hispánico, como lo clasifica la
    OPS. Cuba especialmente ha sido escenario de grandes epidemias de
    dengue. A principios de los años 80 hubo una que marcó la endemia
    americana, y en un trabajo que realizamos con la Universidad de Sao
    Paulo vimos que el Caribe hispánico era el área que presentaba una mayor
    velocidad de incremento de casos. Ese estudio incluyó análisis hasta el
    2009, y se preveía un subsiguiente aumento de casos.

    CUBA NO REPORTA CASOS DE DENGUE A LA OPS DESDE 2009

    Infortunadamente, esta semana, a propósito del caso fatal que hubo en
    Cuba, entré a mirar los récords de la Organización Panamericana de la
    Salud y vi que Cuba no tenía reportes de casos de dengue desde el 2009.

    RC: ¿Puede concebirse en estas áreas endémicas una temporada de lluvias
    sin que aparezcan por lo menos algunos casos de dengue?

    Dr.FADQ: La verdad es que es muy raro, porque el dengue se ha instalado
    y la tendencia que hemos visto es que cada diez años se está triplicando
    la carga de enfermedad por dengue, la cantidad de muertes. Y si hay un
    caso de muerte, es sólo la punta del iceberg: deben haber por cada
    fallecimiento unos cien casos de dengue hemorrágico y unos mil de dengue
    clásico. Eso es lo que ocurre, porque la mortalidad del dengue
    hemorrágico puede variar, pero es de esperar que esté en el orden del 1
    %. Entonces, muy seguramente en Cuba debe haber una gran cantidad de casos.

    Infortunadamente, como te decía, en la página de la OPS no aparecen
    reportes de Cuba, lo que sugiere que hay una subnotificación de casos.
    Yo entré y miré el 2011 y no había notificación, no había reportes;
    2010, tampoco; y del 2009 sólo estaban notificados casos importados de
    Cuba, viajeros a quienes se les diagnosticó dengue a su regreso de la
    isla. Pero si se están presentado casos, y sobre todo casos fatales,
    eso, repito, es solamente la punta del iceberg, y debe alertar a los
    organismos de vigilancia para que se reanude el reporte de todos los
    casos, no sólo los mortales, sino todos.

    http://www.martinoticias.com/content/cuba-dengue-/13860.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *