Dengue Zika Chikungunya Cuba
Categories
Recent Comments
    La muerte postergada
    Miércoles, Septiembre 26, 2012 | Por Odelín Alfonso Torna

    LA HABANA, Cuba, septiembre, www.cubanet.org -Desde hace más de dos
    años, la fosa del hospital habanero Calixto García vierte sus aguas
    albañales y otros desechos sobre varias calles del barrio del Vedado.
    Esta situación ha generado un foco infeccioso a la vista de las
    autoridades sanitarias y políticas.

    Los vecinos se han quejado en reiteradas ocasiones al Canal Habana, de
    la televisión, y al diario oficial Juventud Rebelde, además de enviar
    misivas al Consejo de Estado y a la Asamblea Provincial del Poder Popular.

    El vertimiento nace en una de las cercas perimetrales del hospital, la
    que da a la calle 25, entre I y H. De un lado, está la Facultad de
    Biología de la Universidad de La Habana; al otro lado, un edificio
    residencial de ocho apartamentos. Las aguas albañales bajan por las
    calles I y J, hasta morir en un registro de la céntrica calle 23, en el
    parque El Quijote, justo en una parada de ómnibus.

    Según un vecino de la zona (que solicitó el anonimato), a cien metros de
    donde nace el vertimiento, entre las calles G y H, murió el pasado 18 de
    septiembre un joven de 34 años, a causa del dengue hemorrágico,
    enfermedad que se transmite por la picada del mosquito Aedes Aegypti.

    Lo dicho se aviene a una carta enviada al presidente Raúl Castro, por un
    grupo de cirujanos del Calixto García, y publicada por el medio digital
    Encuentro en la Red, el pasado jueves 20 de septiembre. Dicha carta, en
    la que se enumeran una serie de deficiencias e inconformidades con
    respecto a los servicios médicos que se prestan a la población, cierra
    con una sentencia que llama la atención:

    "El gobierno es responsable de todo esto, y no sólo de saberlo, sino
    también de resolverlo. Por eso, y antes de que continúe siendo tarde y
    sucedan acontecimientos como los del hospital de Mazorra, decidimos en
    este colectivo de médicos, sacrificados, trabajadores, dedicados,
    éticos, y sobre todo bien mal tratados, informar a usted y a los
    responsables de todas estas preocupaciones, graves en nuestra modesta
    opinión, desde este lugar tan subvalorado en la escala social como lo
    constituye el heroico e histórico servicio de cirugía general del
    hospital más antiguo de nuestra querida patria".

    24 horas después de publicada la carta, el viernes 21 de septiembre, fui
    testigo de uno de los puntos a que se refieren los cirujanos: "El
    deterioro humano acompañante por la pérdida de la mínima atención al
    hombre".

    Desde las 11 am, un total de cuatro pacientes accidentados (entre 40 y
    65 años de edad), internados de urgencia en la sala de Observación de
    Patología Quirúrgica, del hospital Calixto García, esperaban por un
    ultrasonido diagnóstico. No fue hasta las 2 y 40 pm, después de una
    lluvia torrencial que duró más de una hora, cuando apareció el técnico
    de ultrasonidos. Según la enfermera de guardia, el equipo estaba
    disponible, pero el técnico esperaba a que pasara la lluvia en otro
    pabellón aledaño.

    Con planes de remodelación a largo plazo, el gobierno trata de
    enmascarar el deterioro físico y moral de las instituciones médicas. El
    domingo 23 de septiembre, un reportaje de la periodista oficial Freida
    García, para el Noticiero Nacional de Televisión, enumeraba las labores
    del Ministerio de la Construcción (MICONS) en la recuperación de
    laboratorios, salones de operación y locales de estar, en diferentes
    hospitales de la capital, incluido el Calixto García.

    Pero, ¿por cuántos años más correrán las fétidas aguas del Calixto
    García por las calles del Vedado? ¿Cuán larga y riesgosa continuará
    siendo la espera por un ultrasonido o una operación de urgencia? ¿Quién
    resolverá la falta de insumos médicos, las infecciones
    intrahospitalarias, el agotamiento mental de los explotados medicos, sus
    salarios infrahumanos, el deterioro físico y las reparaciones a medias
    en hospitales y policlínicas?

    odelinalfonso@yahoo.com

    http://www.cubanet.org/articulos/la-muerte-postergada/

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *