Dengue Zika Chikungunya Cuba
Categories
Recent Comments

    La huella del abandono
    septiembre 24, 2014 5:52 pm·

    Cuba actualidad, Santa Clara, Villa Clara, (PD) A un costado del tan
    concurrido Tribunal Provincial de Justicia se levanta el Palacio de
    Pioneros “José Luis Miranda”, único centro de este tipo que radica en la
    ciudad de Santa Clara, creado con el fin de que los más pequeños tengan
    un espacio recreativo e instructivo.

    El centro, que lleva el nombre del niño mártir de la batalla de Santa
    Clara, fue inaugurado el 31 de marzo de 1961 por indicación expresa del
    comandante Juan Almeida Bosque, jefe militar de la antigua provincia de
    Las Villas, junto con Arnaldo Milián y el entonces gobernador
    provincial, comandante Carlos Iglesias (Nicaragua).

    Su colectivo de trabajadores tenía la responsabilidad de recibir a más
    de mil pioneros, tanto de primaria y secundaria básica, como de la
    enseñanza especial, con el fin que tuvieran una mejor orientación hacia
    la futura profesión.
    Su enfoque formativo estaba dirigido hacia los círculos de interés
    pedagógicos, de Agricultura, Construcción, Transporte y del SIME, para
    interesarlos en las carreras y oficios de mayor necesidad para el
    territorio.

    Durante los fines de semana y el período vacacional, las actividades
    recreativas no faltaban.

    En sus amplios terrenos se practicaban deportes y la educación física.
    Muchas futuras figuras del deporte cubano obtuvieron allí sus primeros
    galardones. También los ancianos de la comunidad tenían allí su área
    para sus ejercicios.
    Hoy, el Palacio de Pioneros es dirigido por José Minguet Vázquez y la
    licenciada en Educación Superior Ania Montero Hernández, quien es la
    administradora. Ambos, en varias ocasiones han referido a los medios
    comunicativos el abandono que sufre este centro por parte de
    instituciones responsables.

    En dicha instalación apenas perduran las viejas y deterioradas
    construcciones de las piscinas, que producto de las lluvias han
    albergado en su interior larvas de Aedes aegypti. También quedan los
    restos de un parquecito infantil y ventanales de cristales rotos.

    Según los directivos, recuperar las piscinas duplicaría el monto de una
    renovación total, pues los planos se habían extraviado y su construcción
    no se adecuaba a la tecnología moderna.

    Del resto de los problemas existentes, posibles de resolver, ni hablar,
    el asunto. Pasan de mano a mano, como si fuera una papa caliente.

    Al principio responsabilizaron a la Organización de Pioneros “José
    Martí” y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC). Luego pasó al Ministerio
    de Educación. Se hicieron inevitables las solicitudes de bajas del
    personal, tanto de los educadores por el pago de sus salarios, como de
    los que atienden la seguridad, por el riesgo que corrían al no tener los
    medios de protección, ni el uniforme que los identificara.
    Pero pese al abandono, la informalidad y la falta de pertenencia, los
    pocos trabajadores que quedan en el centro realizan una labor exhaustiva
    por mantener algo de lo que era antes la formación vocacional de niños y
    adolescentes.
    Pero aun así, del antiguo Palacio de Pioneros que pudimos conocer ya no
    queda ni la mitad.

    Para Cuba actualidad: conyedoy@gmail.com

    Source: La huella del abandono | Primavera Digital –
    http://primaveradigital.net/la-huella-del-abandono/

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *