Dengue Zika Chikungunya Cuba
Categories
Recent Comments

    Los nuevos esclavos del Estado
    “Mi hija se graduó en Comunicación Social y la ubicaron en la Campaña
    contra el mosquito Aedes Aegypti, que lleva a cabo el Ministerio de
    Salud Pública”
    martes, mayo 12, 2015 | José Luis León Pérez

    SANTA CLARA, Cuba. – El gobierno cubano se jacta de garantizar a los
    estudiantes universitarios, apenas concluyen sus estudios, un empleo
    acorde a la especialidad y la calificación obtenidas.

    “En Cuba constituye una preocupación para nosotros, los padres, el
    futuro profesional de nuestros hijos”, refirió Liliana Rodríguez a
    CubaNet, sobre la ubicación laboral que oferta el Ministerio de
    Educación a los recién graduados de los diferentes niveles educacionales.

    Todos los años, la ubicación laboral genera controversias y decepciones
    para muchos egresados cubanos de diferentes niveles de enseñanza. Estos
    jóvenes se enfrentan por primera vez al mundo laboral en puestos y
    lugares “que no siempre son los deseados ni cumplen con el perfil de las
    carreras estudiadas”. Así señaló Grétel Fernández Espinosa, de 24 años y
    recién graduada como Ingeniera Industrial.

    A esto se suma que muchas empresas no aprovechan las potencialidades de
    los recién graduados que les asignan y no les proporcionan un contenido
    real de trabajo. “Soy obrero calificado en Eléctrica y me ubicaron en
    una brigada de mantenimiento en la Universidad Marta Abreu de Las
    Villas. Aquí hago poco de electricidad, pero sí mucho de barrendero”,
    opinó Erik Pérez Rivero, de 18 años de edad.

    “Los egresados de las escuelas de Técnico Medio y Obrero Calificado
    sufren mucho para su ubicación. Vivimos el concepto de ‘hijo de mamá y
    papá’, y el que tiene padrino, resuelve. Este es un tema que afecta
    tanto a los jóvenes como a sus padres”, explicó Camilo Fernández de 46
    años y profesor en un centro educativo en Santa Clara.

    Detalles del proceso de ubicación laboral

    Para entender cómo se produce este proceso de la ubicación laboral en
    Cuba, nos acercamos a un funcionario de la provincia Villa Clara del
    Ministerio del Trabajo y Seguridad Social (MTSS), que pidió permanecer
    en el anonimato.

    ¿Cómo se efectúa el proceso de ubicación laboral en Cuba y quiénes
    participan?

    “Se parte de un diagnóstico que debe hacer cada empresa según sus
    necesidades. Este es recibido por el Ministerio de Trabajo, que a su vez
    hace la solicitud de los graduados a los Ministerios de Educación y
    Educación Superior.”

    “El pedido se lleva a las universidades y al interior de las carreras,
    se confecciona un escalafón y los estudiantes solicitan de acuerdo con
    las opciones que se les presentan.”

    ¿Qué aspectos se deben tener en cuenta a la hora de ubicar a un recién
    graduado?

    “La carrera que estudió y las necesidades del organismo, porque la
    ubicación debe corresponderse con su profesión.”

    ¿Tiene el Estado la obligación de ubicarlos a todos?

    “Tiene según la Ley esa responsabilidad, pero no siempre es posible
    porque hay procesos de reordenamiento en los organismos, que pueden
    provocar que los graduados previstos para utilizar dentro de cinco años,
    ya no sea necesario ubicarlos.”

    ¿Qué sucede con ese egresado que no se pudo ubicar?

    “La Resolución No.1 del 2013 del MTSS regula que aquellos que no fueron
    ubicados centralmente son exonerados de cumplir el Servicio Social. Esto
    es válido para los de nivel medio porque a los universitarios
    normalmente se les ubica, y si no, de igual forma deben cumplir el
    Servicio Social.”

    ¿Qué ocurre cuando un graduado no está de acuerdo con su ubicación laboral?

    “Puede impugnarla según establece el Artículo 11 de la Ley No. 1254/73
    del Servicio Social, pero sólo cuando tiene una causa justificada como
    por ejemplo si su ubicación no tiene correspondencia con su
    especialidad. Esto no debería ocurrir, de acuerdo con lo estipulado en
    el Artículo 8 de la referida ley, salvo en situaciones excepcionales.”

    Ley Blanda

    Sobre esta problemática Lairet Rojas de 43 años, comentó: “Las leyes en
    Cuba dicen mucho, pero la práctica es otra. Por ejemplo, mi hija se
    graduó en Comunicación Social y la ubicaron en la Campaña contra el
    mosquito Aedes Aegypti, que lleva a cabo el Ministerio de Salud Pública».

    Y concluye, “lógicamente los jóvenes tienen que estar descontentos,
    después de dedicar tanto empeño y amor a sus carreras, luego les resulta
    difícil ejercer la profesión. Sin lugar a dudas, la ubicación laboral en
    Cuba es un infortunio”.

    Source: Los nuevos esclavos del Estado | Cubanet –
    http://www.cubanet.org/actualidad-destacados/los-nuevos-esclavos-del-estado/

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *