Dengue Zika Chikungunya Cuba
Categories
Recent Comments

    Holguín y las secuelas de una guerra invisible
    Sus calles están llenas de agujeros, cual ciudad bombardeada. Son más de
    5 kilómetros de viales afectados
    miércoles, enero 20, 2016 | Fernando Donate Ochoa

    HOLGUÍN, Cuba.- “Ese poste un carro lo chocó al tratar de esquivar un
    bache”, comenta Alcides Oropesa, en alusión al pésimo estado de la calle
    que cubre un tramo del Reparto Pueblo Nuevo a la entrada del Reparto
    Villa Nueva, en la ciudad de Holguín.

    Para muchas personas esta es una de las peores vías de la provincia a
    pesar de ser una de las principales por donde transitan diariamente
    miles de vehículos y personas y da acceso al hospital Clínico-Quirúrgico
    “Lucía Íñiguez Landín”.

    “A veces da miedo como las ambulancias pasan por aquí a exceso de
    velocidad con pacientes graves y piensas que se va a producir un
    accidente en un hoyo de esos”, señala Oropesa.

    El director del Centro Provincial de Vialidad en Holguín, Pavel
    Rodríguez, dijo a la emisora provincial Radio Angulo que una de las
    causas del deterioro de la calle es la falta de mantenimiento
    sistemático que no ha sido posible por problemas de financiamiento
    derivados de la situación económica del país.

    Sin embargo, Gerónimo Ochoa, vecino del lugar y exintegrante de una
    brigada de colocación de hormigón-asfáltico caliente de la empresa de
    Obras e Ingeniería número.17, explicó que la situación actual de la
    calle es producto del mal trabajo constructivo que se realizó.

    “Yo trabajé en la construcción de esta calle y desde un principio no se
    hicieron las cosas bien pues no se utilizó la capa de rodamiento que lleva.”

    Comentó además que en aquel entonces funcionarios del Partido Comunista
    le pidieron a la brigada entregar la obra en tiempo récord.

    Y ante esta presión, para agilizar la labor, se vieron obligados a
    violar normas técnicas en la construcción. “En ese momento cumplimos y
    nos felicitaron, pero al cabo de los años usted ve los resultados de un
    mal trabajo”, señala Ochoa.

    También, según Ochoa, la calidad de la obra se afectó por la
    malversación y desvió de recursos en los que incurrían algunos
    directivos de la empresa con el afán del lucro.

    “Se llevaban algunos materiales y el combustible y esto afectó a la
    obra”, denuncia.

    Ante las innumerables quejas de los vecinos, el gobierno ha tratado de
    darle solución al problema de la calle con una brigada de mantenimiento
    que le echa un poco de tierra a los huecos, pero a los pocos días
    vuelven a aparecer los baches.

    “Todos los años se arregla esta calle pero se realiza un mal trabajo. El
    gobierno ha gastado innumerables recursos haciendo estas cosas y al poco
    tiempo está en la misma situación”, lamenta Ochoa.

    Otro vecino del lugar, que pide declarar bajo anonimato, dice que “un
    bache que ocupa toda la calle, era prácticamente un piscina, y estuvo
    más de un mes lleno de agua. Hace apenas unos días supuestamente le
    dieron solución pues le echaron tierra, así que si cae un aguacero
    inmediatamente se abre el hueco.”

    El mal estado de esta vía, que también conduce a la sede universitaria
    Celia Sánchez, ha contribuido al deterioro de los vehículos que
    transitan por el lugar. Los más afectados mecánicamente han sido los
    ómnibus locales que han desviado sus rutas, provocado disgustos en la
    población.

    José Miguel Guetón, uno de los choferes de la ruta 10, explica que se ha
    cambiado el itinerario por la gran cantidad de baches que afecta a las
    guaguas, provocándoles deterioro en sus hojas de muelle, los neumáticos
    y parte de la carrocería del carro.

    El deterioro de los viales también ha causado afectaciones en la red de
    acueducto y alcantarillado soterrada que se rompen con el paso de los
    vehículos y ocasiona grandes salideros de agua putrefactas y charcos que
    son propicios para los focos de mosquitos Aedes Aegypti.

    A muchos llamó la atención que después de años de abandono de los calles
    en la ciudad el gobierno reparó solo las vías por donde pasó el papa
    Francisco durante su visita a la ciudad el pasado mes de septiembre.

    “Fueron calles que tenían un deterioro considerable y donde las
    autoridades habían hecho oídos sordos al reclamo popular para su
    reparación”, cometa Gertrudis Ronquillo vecina del centro de la ciudad.

    Recientemente, Mariano García, Jefe del Departamento de Inversiones de
    la Dirección Provincial de Comunales, empresa que administra caminos,
    carreteras y vías urbanas, aseguró al semanario local ¡Ahora! que son
    más de cinco kilómetros de viales afectados en los que el estado técnico
    hoy no es el más favorable.

    “Estamos en un 80% de este total de kilómetros que hoy está en mal
    estado”, aseguró García.

    El estado de las carreteras es sinónimo del desarrollo de un país, sin
    embrago las

    autoridades se han mostrado impotentes para solucionar el problema y han
    asegurado que por falta de recursos no habrá remedio a corto plazo.

    “Los recursos que hoy le llegan a la provincia no son suficientes para
    darle solución a los problemas que presentan los viales. Se rellena con
    tierra porque la mezcla de asfalto con la que cuenta la provincia no
    alcanza para coger todos los baches”, lamentó el funcionario.

    Source: Holguín y las secuelas de una guerra invisible | Cubanet –
    www.cubanet.org/actualidad-destacados/holguin-y-las-secuelas-de-una-guerra-invisible/

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *