Dengue Zika Chikungunya Cuba
Categories
Recent Comments

    El agua estancada provoca brotes de dengue en Arroyo Naranjo
    El problema se potencia con el desabastecimiento de repelentes y
    mosquiteros en la red comercial de la ciudad
    YOSMANY MAYETA, La Habana | Febrero 10, 2016

    Las inesperadas lluvias de principios de año han obligado a reforzar las
    campañas antivectoriales contra los focos del mosquito Aedes aegypti. En
    varias zonas del municipio Arroyo Naranjo, en La Habana, el agua
    estancada ha provocado un aumento en los casos de dengue, según han
    informado fuentes de Salud Pública.

    María Mendoza, doctora del Policlínico de Mantilla, comenta que en las
    últimas semanas se han reportado más de una veintena de personas con
    cuadros febriles en el área y otros han acudido al médico con síntomas
    característicos del dengue. “La situación es bastante seria”, agrega la
    especialista.

    Una doctora del hospital Julio Trigo detalla que las salas para personas
    con dengue permanecen llenas debido a que “este municipio tiene varios
    barrios insalubres y marginales, muchas calles son de tierra y no
    cuentan con alcantarillado”. La médico teme que en esas condiciones
    “llegue el zika al país y encuentre un escenario propicio para su
    propagación”.

    El problema se potencia con el desabastecimiento de repelentes y
    mosquiteros en la red comercial de la ciudad. Una búsqueda realizada por
    este diario en tiendas y mercados de La Habana, incluyendo farmacias en
    moneda nacional y pesos convertibles, confirma el escaso suministro de
    estos productos.

    Solo en el céntrico mercado de Carlos III, en Centro Habana, fue posible
    hallar un frasco con menos de 100 mililitros de repelente por un precio
    de 1,65 pesos convertibles, el equivalente al salario de dos días. Los
    mosquiteros, por su parte, apenas están a la venta en departamentos para
    recién nacidos, de pequeño formato y con tarifas que superan los 15 CUC.

    Los casos de enfermos que no se reportan a ningún centro de salud
    también van en aumento. Muchos prefieren pasar la enfermedad en su
    propia casa antes que en un hospital, donde abundan los problemas
    higiénicos y materiales. Es el caso de Lucía, quien tuvo “fiebre, dolor
    de cabeza y manchitas rojas por toda la piel”, pero no quiso ser
    ingresada. “Ni siquiera se lo dije al médico de la familia”, confiesa.

    Los anuncios televisivos advierten que cuando una persona está infectada
    con el dengue y es picada por el mosquito Aedes aegypti, éste hace de
    puente para transmitir el virus a otros. Si el paciente no se mantiene
    aislado bajo un mosquitero, las posibilidades de contagiar a familiares
    y vecinos aumentan significativamente.

    Como medidas urgentes para erradicar la infestación en las áreas más
    afectadas de Arroyo Naranjo, los médicos de familia han elaborado planes
    de charlas educativas en las barriadas de mayor índice de infestación.
    En las manzanas con un número mayor de casos identificados se han
    aumentado también la fumigación y las inspecciones en busca de focos y
    larvas.

    Jorge, trabajador de la campaña antivectorial en el reparto Fraternidad,
    explica que “con estas lluvias, el mosquito pone sus huevos en cualquier
    lugar que se acumule el agua y por eso crece la epidemia”. Además,
    advierte: “otro peligro es la basura acumulada en las esquinas y los
    vertederos improvisados que disparan los focos”.

    Para muchos residentes en el municipio, el principal peligro de la zona
    han dejado de ser, por estos días, las vías mal iluminadas o los
    frecuentes robos, para adoptar la forma de un pequeño mosquito que
    contagia la temida “fiebre quebrantahuesos”.

    Source: El agua estancada provoca brotes de dengue en Arroyo Naranjo –
    www.14ymedio.com/nacional/estancada-provoca-brotes-Arroyo-Naranjo_0_1942005782.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *