Dengue Zika Chikungunya Cuba
Categories
Recent Comments

    La guerra anunciada por Raúl Castro
    Posted on 22 febrero, 2016 by Café Fuerte
    Por Fabián Flores

    LA HABANA.- En un inusual llamamiento con su firma en la primera página
    del diario Granma, el gobernante Raúl Castro ha lanzado la alarma sobre
    el virus del Zika con el anuncio de que el gobierno movilizará unos
    9,000 efectivos de las Fuerzas Armadas, 200 miembros de la Policía
    Nacional Revolucionaria (PNR) y medios técnicos adicionales para
    enfrentar al mosquito causante de la enfermedad y tratar de revertir el
    deficiente saneamiento ambiental.

    La batalla comenzó apenas horas después con los militares desplegados en
    calles, barriadas, centros laborales y escuelas fumigando a diestra y
    sinestra.

    Este martes, el zafarrancho contra el mosquito tuvo una segunda parte
    con el anuncio en los medios oficiales de la realización de audiencias
    sanitarias y otras acciones preventivas por parte de los Comités de
    Defensa de la Revolución (CDR) en respuesta al llamamiento de Raúl
    Castro, del 26 de febrero al 1ro de marzo. También hoy comienza la
    distribución por to­das las provincias y municipios de un do­cu­mento
    con las medidas a adoptar por las familias cubanas para combatir a los
    mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus y evitar epidemias.

    La comunicación de los CDR exhorta a las familias “a realizar
    semanalmente el tratamiento autofocal y acudir al mé­dico ante la
    presencia de fiebre, erupción en la piel (rash), enrojecimiento de los
    ojos (conjuntivitis), y dolor de cabeza y en la espalda”.

    Sin casos reportados

    El plan estructurado desde el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) se
    centra en el Zika, pero también pretende extender el combate frente al
    dengue y al chikunguña, que ya se han extendido por largo tramo entre la
    población cubana.

    Aunque Cuba dice no haber detectado en su territorio ningún caso de
    Zika, el gobierno está consciente de que las condiciones están dadas
    para que la enfermedad haga su aparición en cualquier momento y el país
    forme parte del conjunto de naciones bajo emergencia sanitaria
    internacional.

    La vigilancia ha comenzado de mano militar para hacerla más efectiva y
    segyura. Están bajo control y supervisión todos los casos de síndromes
    febriles sin determinación de causa al tiempo que se intensifica el
    control sanitario internacional. En su mensaje, Raúl Castro afirmó que
    de manifestarse algún enfermo, existen todas las condiciones para
    brindarle una asistencia médica calificada.

    El combate será fiero en calles y edificaciones durante las próximas
    semanas. El programa de saneamiento intensivo en centros laborales,
    zonas residenciales, viviendas y en plena calle no será fácil, porque se
    trata de atender un problema extendido, con lomas de basuras y
    despedicios, y sobre todo, enfrentar la indolencia generalizada de la
    población. Para hacer cumplr el plan de los militares -incluidos
    oficiales en activo y de la reserva- están los policías como entes de apoyo.

    Cosas en juego

    ¿A qué se debe esta guerra declarada del general octogenario, apelando a
    un desacostumbrado despliegue mediático?

    Es cierto que las medidas puestas práctica tienen un tufo de
    verificación y penetración hasta los más profundo de los barrios. Una
    labor profiláctica que no escapa a la carga de control policial en
    vísperas de una visita del presidente de Estados Unidos.

    Pero Cuba tiene más cosas en juego que la visita de Obama por 24 horas,
    el próximo 21 de marzo.

    El gobierno cubano sabe que mantener al país en una situación de “Zero
    Zika” o con limitados casos de la enfermedad es clave para los planes
    inmediatos de su economía, y el crecimiento de los viajes y el turismo.

    Tras el acuerdo de los vuelos directos entre Estados Unidos y Cuba, el
    gobierno de Raúl Castro aspira a que la cifra de más de medio millón de
    cubanoamericanos y los 161 mil estadounidenses que visitaron la isla en
    el 2015 crezca notablemente, favorecidos por mejores precios en los
    boletos y una flexibilización máxima de las restricciones al turismo
    estadounidense. Aunque el turismo sigue prohibido por el embargo,
    realmente cualquier ciudadano estadounidense tiene opciones suficientes
    dentro de la ley para ir a Cuba sin “violar” las prohibiciones vigentes
    (y cada vez más obsoletas e inaplicables).

    Soñando con turismo e inversiones

    Cuba además espera un alza de turismo por encima de los 3.5 conseguidos
    el pasado año. Una inclusión de la isla entre los países y territorios
    no recomensdables a visitar a causa de una eventual expansión del Zika
    podría ser fatal para estas perspectivas de crecimiento.

    El Banco Mundial ha situado en $664 millones de dólares las pérdidas que
    podría ocasionar a la economía cubana el virus del Zika. Para una
    economía en busca de estabilización con la entrada de inversión
    extranjera y tratando de poner en orden sus finanzas internas, una
    pérdida de esa magnitud no sería ni atractiva a los inversionistas ni
    esperanzadora para su presupuesto anual.

    En la encrucijada del Zika, Raúl Castro tiene mucho que perder mientras
    se afilan los preparativos del VII Congreso del Partido Comunista de
    Cuba, el foro donde debe comenzar la salida de la generación histórica
    de los máximos sillones del poder y encaminarse la transición política
    del país hacia el 2018.

    Es por eso que quizás sea esta su última guerra, obligado a ganarla para
    evitar otro resbalón costoso en momentos en que se tambalea el apoyo
    venezolano y la conjura de los países del ALBA.

    Reproducimos a continuación el texto íntegro del mensaje de Raúl Castro,
    aparecido en los medios oficiales:

    LLAMAMIENTO A NUESTRO PUEBLO

    Palabras del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl
    Castro Ruz, sobre las medidas para prevenir la entrada y propagación del
    virus del Zika en nuestro país

    Como es conocido por nuestro pueblo, la Orga¬nización Mundial de la
    Salud ha alertado sobre la rápida propagación del virus Zka, que afecta
    a 32 países en nuestro continente, declarándola como una emergencia
    sanitaria de alcance internacional.

    Aunque no se ha demostrado con evidencias científicas que la infección
    por el virus Zika en el embarazo sea la causante de todos los casos de
    microcefalia reportados en los países afectados, sí se ha encontrado un
    importante vínculo con el incremento de este defecto congénito.

    La afección se trasmite por los mosquitos del género Aedes. En la
    actualidad no hay vacunas ni tratamientos para dicha enfermedad, por tal
    razón la mejor forma de prevenirla es la eliminación o disminución de la
    presencia del vector y la protección frente a las picaduras de estos
    insectos.

    Hasta el momento no se ha detectado ningún caso en nuestro país, aunque
    se vigilan y estudian todos los síndromes febriles inespecíficos para
    identificar tempranamente su presencia y se intensifica el control
    sanitario internacional. De manifestarse algún enfermo, existen todas
    las condiciones para brindarle una asistencia médica calificada.

    Cuba ha desarrollado un trabajo intenso para disminuir la presencia del
    vector, con el objetivo de mantenerlo en niveles que no ofrezcan
    peligro. Sin embargo, factores relacionados con la inadecuada calidad
    técnica del trabajo antivectorial, el deficiente saneamiento ambiental y
    condiciones climatológicas adversas, propician el riesgo de que se
    propaguen enfermedades.

    Ante esta situación, la Dirección del Partido y del Gobierno ha adoptado
    un plan de acción, bajo la conducción del Ministerio de Salud Pública,
    para el enfrentamiento al virus Zika y por consiguiente al dengue y al
    Chikungunya.

    Una vez más el verdadero protagonismo en la lucha contra las amenazas de
    epidemias le corresponde a todo nuestro pueblo, pues para alcanzar el
    éxito en esta importante y necesaria tarea es imprescindible contar con
    su participación consciente.

    Urge acometer un programa de saneamiento intensivo en los centros
    laborales, en las zonas residenciales y dentro de las propias viviendas,
    con la colaboración activa de los organismos, organizaciones de masas y
    la comunidad. Es necesario que cada cubana y cada cubano asuma este
    combate como un asunto personal, un problema que le atañe, sobre todo
    por la responsabilidad que adquiere, en primer lugar, con su familia.

    Como parte del plan de acción aprobado, las Fuerzas Armadas
    Revolucionarias destinarán más de 9 mil efectivos, entre ellos oficiales
    permanentes y de la reserva, así como medios técnicos para reforzar las
    labores antivectoriales y de saneamiento, con el apoyo adicional de 200
    oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria.

    En esta coyuntura, se hace necesario que todos los ciudadanos y
    entidades cumplan estrictamente las normas sanitarias y las medidas que
    garanticen el enfrentamiento al vector, para no contribuir a la
    propagación de epidemias y otras conductas que la favorezcan o
    constituyan un peligro para la salud pública.

    Posterior a la etapa intensiva, se debe implementar un plan de
    sostenibilidad en el tiempo, que no se convierta en una campaña más, de
    manera que garantice índices de infestación mínimos.

    Al igual que en otras ocasiones, nuestro pueblo sabrá demostrar la
    capacidad de organización para mantener los niveles de salud alcanzados
    por la Revolución y evitar así sufrimientos a nuestras familias. Como
    nunca antes en tareas similares se im¬pone ser más disciplinados y
    exigentes.

    Raúl Castro Ruz

    Source: La guerra anunciada por Raúl Castro – Cafe Fuerte –
    cafefuerte.com/csociedad/28089-la-guerra-anunciada-raul-castro/

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *