Dengue Zika Chikungunya Cuba
Categories
Recent Comments

    Un río de heces atraviesa una comunidad de San Luis, Santiago de Cuba
    ESTEBAN SUÁREZ | Santiago de Cuba | 7 de Junio de 2017 – 12:33 CEST.

    Pobladores del reparto Julio Maceo, en San Luis, Santiago de Cuba, se
    quejan de que viven “entre las heces fecales que corren por las calles y
    el mal olor”.

    “Lo que están esperando [las autoridades] para hacer algo es que ocurra
    un brote infeccioso. Estamos preocupados por los niños y la salud de
    todos los que viven en nuestra comunidad”, coinciden vecinos.

    Las aguas negras de una comunidad se desbordan debido a que el registro
    que debe colectarlas está tupido y dañado. “Hace un tiempo lo
    arreglaron, o al menos eso dijeron. Tuvieron que partir la tubería del
    reparto y esas aguas caen ahora directamente al río”, afirman habitantes
    del barrio. La mayoría pide mantenerse en el anonimato.

    Se quejan de que las autoridades “no hacen nada” para solucionar el
    desastre.

    “Hemos llevado esto a todas las instancias y lo hemos planteado en todas
    las Asambleas de Rendición de Cuenta. Nos sentimos engañados”, explica
    una residente en el lugar.

    El registro se encuentra en medio de una calle transitada, rodeado de
    casas y frente a una iglesia evangélica. “Abierto como está es un
    peligro para todos los que viven en el área”, lamenta el pastor local.

    “Salud Pública pasa por ahí y no dice nada ni hace nada. Los de factores
    [CDR, FMC, PCC] dicen que ese no es su problema, que eso es de Higiene y
    Epidemiologia, pero al final nadie ayuda a la comunidad que está siendo
    afectada. Eso está corriendo y llenándolo todo de fetidez”, critica un
    residente.

    “A simple vista se pueden ver los desperdicios y las heces. Es una falta
    de respeto. Es un peligro para todos nosotros, hay mosquitos, mal olor y
    así no se puede ni dormir”, apunta indignado Alexander, vecino del barrio.

    Según los medios oficiales, el Ministerio de Salud Pública está llevando
    a cabo en Santiago de Cuba una lucha contra los focos de mosquitos que
    transmiten enfermedades como el zika, la fiebre amarilla y el dengue,
    además de intentar eliminar las condiciones que permiten la
    proliferación del cólera. Pero “todo son mentiras y peloteos”, responden
    vecinos del reparto Julio Maceo.

    “Hace seis meses vinieron a hacer una limpieza del registro y a
    arreglarlo, dejaron la tapa a medio poner y les comenté que con mis
    propios esfuerzos quería solucionar este problema. Los miembros de la
    brigada me contestaron: ‘No queremos que hagas eso, debes dejarlo así'”,
    relata el pastor evangélico. “Me siento muy preocupado; el otro día
    llovió y las heces subieron hasta la puerta de la iglesia. Después, todo
    estaba lleno de gusanos. Tengo miedo por la salud de los niños, los
    feligreses, de toda la comunidad”.

    Milagros no reside en el lugar, pero está de visita. “Esto es una falta
    total de gestión de los encargados”, dice. Quisiera saber quién es el
    responsable; así no se puede vivir. Si alguien se enferma, ¿quién va a
    dar la cara?”, insiste.

    “Los niños juegan sin saberlo en estas aguas, dicen que están pescando
    pececitos, eso da pena, lastima, y lo peor es que me he quejado con
    representantes del Partido y del CDR (Comités de Defensa de la
    Revolución) y todo es por gusto”, lamenta una vecina.

    “Yo tengo una niña pequeña —dice otra entrevistada— y me da miedo que
    vaya a coger alguna enfermedad. Esta situación no es nueva, nunca
    arreglan nada y no sabemos para qué quejarnos si al final todo queda igual”.

    Aguas Santiago “envió un carro cisterna de los que se dedican a extraer
    las aguas negras, pero querían cobrar 10 pesos en moneda nacional por
    cada viaje que diera”, señala esta vecina. “Todos nos negamos, eso es un
    deber de ellos, no vamos a pagarles por una cosa que ellos mismos han roto”.

    Una testigo presencial dijo que, finalmente, el delegado del Poder
    Popular y el pastor de la iglesia decidieron pagar los 10 pesos para que
    se realizara el trabajo que al menos frenó momentáneamente el río de
    aguas negras.

    Source: Un río de heces atraviesa una comunidad de San Luis, Santiago de
    Cuba | Diario de Cuba –
    www.diariodecuba.com/cuba/1496831600_31703.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *